Translate

viernes, 29 de abril de 2016

Estilo y pintura...

Desde Cándido López coetaneo de Cézanne, la pintura argentina se independiza del proceso derivativo trazado por Acha y Brest para Latinoamérica. Es un hecho Proustiano que desafía la historia y a la pintura. Una memoria tanguera que repite el aislamiento bohemio de la modernidad francesa para el SXIX.
Este "olvido" mantuvo a la pintura viva en la esencia de su materia, que no podemos definir.
Cuanto más se firme su certificado de defunción más viva y vigente resurge siempre en las nuevas generaciones, al igual que en otros proceso de la cultura.
Las formas artísticas contemporaneas hacen de las redes y ordenadores su medio. Artes en la que los procesos, comunicaciones o flujos, no son corruptibles. La "nube" promete un esclavo robotizado cuyas voluntades se reprograman con las actualizaciones constantes de información y sistemas; perfomatividad que derriba los últimos vestigios del Leviatan.
Puede programarse para matar, o realizar cualquier felonía, a imitación, semejanza y aprendizaje del hombre; intentar amar...
La creatividad, el hombre y los procesos, encapsulan otra representación, una nueva imago pictórica. Una estructura de valoraciones vaporizada en la "nube" que supera toda especulación Nietzcheana.
Construye una imagen antropomórfica; el monstruo y los fantasmas de lo humano se transforman en una gran interioridad sensible, llena de matices y mitos: pictórica. 
Más allá de todos los vaticinios la pintura renace en el interés de todos, inundando las redes, encapsulada, irreproducible. El público  la quiere en su vida como hecho social y democrático. Acepta la reproducción y la valora, también en un contrasentido derivativo que se vuelve mercancía. En este sentido el repliegue de la pintura en su búsqueda de originalidad recibe los influjos de una democracia, un público, una moda y un estilo.
Algo perdido que retorna y vuelve al olvido, la materia de la pintura.
El público se enfervoriza y sigue o critica a un autor, hasta el fanatismo, lamentable prueba de la falta de estilo.